DuckTales: Remastered

DuckTales: Remastered

Notable reedición del clásico juego de NES

Ducktales Remastered es el remake con nuevos gráficos y en alta definición del juego clásico publicado en NES allá por el año 90. Esta nueva versión captura perfectamente el espíritu del primer Ducktales -o Patoaventuras como se le conocía en los países hispanoparlantes- y le añade algunas mejoras, como cambios en niveles y enemigos, una historia coherente, más patrones de ataque en los jefes finales y un control más accesible. Ver descripción completa

PROS

  • Diseño de niveles
  • Gráficos y animaciones de personajes
  • Divertido

CONTRAS

  • El control falla a veces
  • Puede ser algo corto

Bueno
7

Ducktales Remastered es el remake con nuevos gráficos y en alta definición del juego clásico publicado en NES allá por el año 90. Esta nueva versión captura perfectamente el espíritu del primer Ducktales -o Patoaventuras como se le conocía en los países hispanoparlantes- y le añade algunas mejoras, como cambios en niveles y enemigos, una historia coherente, más patrones de ataque en los jefes finales y un control más accesible.

De la vieja escuela

Ducktales Remastered es un plataformas de la vieja escuela. Los desarrolladores se han esforzado al máximo en mantener el espíritu y el diseño del juego original, y lo han conseguido. Los cambios introducidos no hacen más que mejorar un juego que ya en su momento fue un éxito de crítica y ventas.

Estos cambios vienen dados por un diseño de niveles mejorado. Algunas secciones tienen ahora más continuidad y más parte jugable. Son en general niveles más grandes y largos que los que tenía el primer Ducktales. Se ha incluido un mapa, que se ve al entrar en el menú de pausa, y con el que te puedes orientar.

Los niveles son, de hecho, pequeñas aventuras que podrían funcionar bien por separado. Cada una de las 5 fases principales (más otra extra de tutorial y el siempre esperado nivel final “sorpresa”) tiene sus propias características, enemigos y objetivos. Son fases un poco laberínticas, lo justo como para disfrutar de una exploración no lineal, pero nunca tanto como para frustrarte. La verdad es que los niveles de Ducktales Remastered, aunque se ven algo antiguos en diseño, aún conservan la diversión y el desafío.

Ducktales Remastered tiene ahora un hilo argumental que no tenía el juego original. La historia se narra mediante diálogos hablados y pausas en la acción para que los protagonistas hablen entre sí. El tratamiento que se le da a estas escenas es muy bueno, al estilo la serie animada, pero estos cortes son numerosos. En un juego de acción y plataformas como éste, tanta escena puede entorpecer el ritmo. No es que sea un detalle negativo, pero sí que es, en ocasiones, molesto.

Más accesible que el original

Ducktales Remastered es más fácil de jugar que el juego original porque el “salto Pogo” es automático. Este tipo de salto es el que utiliza el tío Gilito para matar a enemigos o romper bloques cuando cae sobre ellos. Es el ataque principal (y casi único) del juego.

El “salto Pogo” se realiza pulsando un botón del gamepad o teclado, pero siempre puedes activar el estilo original que funcionaba pulsando “botón + abajo”. El control clásico, aunque no lo parece, complica bastante algunas secciones del juego haciéndolo más difícil.

He detectado algunos problemas en la detección de colisiones y momentos en que el “salgo Pogo” se desactivaba misteriosamente a pesar de tener bien pulsado el botón.

No esperes un juego fácil, Ducktales Remastered es accesible pero no es fácil. Las misiones debes superarlas del tirón con tres vidas que, si no vas con cuidado, desaparecen rápido. El diseño de los niveles, su longitud y los enemigos que reaparecen continuamente complican el desafío.

Tremendos dibujos animados

Ducktales Remastered tiene un estilo visual llamado 2.5D, esto significa que los personajes están dibujados a mano en dos dimensiones y el resto de gráficos, como los niveles, están creados en 3D mediante polígonos.

El trabajo realizado con los personajes, la calidad del dibujo y las animaciones, es absolutamente impecable. Te cuesta diferenciarlos de la serie original.

Sin embargo los escenarios no salen tan bien parados. Aun siendo buenos no están al mismo nivel que los gráficos de los personajes.

La música es una mezcla nueva de temas, reeditados para hacerlos más actuales pero que conservan las tonadas originales, y que los más viejos del lugar escucharán con nostalgia. Al finalizar el juego tienes la opción de activar la música de 8-bits original.

Conclusión

Ducktales Remastered es un buen juego de plataformas, con un diseño de niveles muy clásico y una jugabilidad sencilla pero funcional. Es un juego algo inocente, por culpa de la época de la que viene, pero tiene mucho encanto. Se disfruta mucho mientras lo juegas, gracias sobre todo a un diseño de niveles que no se complica la vida y va directo al grano. Esta edición en alta definición es técnicamente notable y jugablemente respeta el juego original. No se puede pedir más.